Bienvenidos

Web de la Asociación Española de Stickler

Inicio / #Orofaciales / Dificultades Alimentarias

Dificultades Alimentarias

Para alimentarse, un bebé debe formar un vacío en la boca y poner la lengua correctamente.

Los bebés con fisura palatina no pueden crear este vacío o colocar la lengua en la posición correcta. Algunos tienen la mandíbula inferior más pequeña teniendo dificultades al tragar.

Su equipo médico decidirá el mejor plan alimenticio que le convenga a ud y su bebé.

Una sonda nasogástrica puede ser introducida en el estómago del niño a través de la nariz para ayudar a los que también tienen la mandíbula muy pequeña.

La alimentación de pecho en muy raras ocasiones es posible para los que tienen el paladar hendido y una madre no se debe sentir culpable si no puede alimentar a su bebé. Aun así, si quiere intentarlo, se han dado casos en que la lactancia materna ha sido posible. La leche materna también puede ser extraída con un sacaleches y administrada al bebé mediante sonda o bien mediante biberones con tetinas especiales.

Lactante con intubación nasofaríngea

Muchos bebés necesitarán ayuda en la alimentación por medio de uno de los muchos tipos de biberones y tetillas. Su equipo médico proveerá lo más conveniente para su bebé al principio, y le aconsejarán dónde comprarlos, aunque hoy en día lo que no esté en una farmacia, se puede comprar por internet con mucha facilidad.

En algunos casos, y para ayudar a la alimentación, se podrá pedir a un dentista que provea una pequeña placa dental que tape la fisura palatina, no obstante, esto debe ser estudiado por el pediatra y el cirujano maxilofacial, ya que en ocasiones esta placa no es recomendable y puede producir pequeñas lesiones en el paladar. 

Los bebés con fisuras palatinas pueden tragar más aire de lo normal mientras comen, especialmente si el chorro de leche es demasiado lento o demasiado rápido. Si esto sucede, el bebé puede mostrar un “bigote” azul, ser especialmente soñoliento y vomitar algo de comida. 

Thumbnail_TetinasThumbnail_Tetinas2

Si esto sucede, deténgase dos o tres veces durante la comida para que el bebé eructe, o intente sentar al bebé en una posición más erguida durante la alimentación.

Toda madre e hijo son únicos y por tanto es imposible dar reglas absolutas y rápidas sobre la alimentación. El mejor método es el que más conviene a madre e hijo.

Intente las cosas más sencillas primero, y relájese. Es conveniente dar de comer al bebé cuando todavía no está muy hambriento, ya que las prisas podrían facilitar un atragantamiento y que trague más aire del debido.

Dele tiempo al bebé con un método antes de decidir que no funciona y antes de intentar alternativas, y sobretodo.. paciencia, paciencia y paciencia. El secreto del éxito es darse tiempo, ser paciente y tranquilo.

También recuerde que los bebés pueden perder el 10% de lo que pesan al nacer, pero normalmente lo recuperan en dos o tres semanas. Los bebés con una fisura palatina pueden tardar más en ganar peso. Relájese. No pasa nada. Saldrá adelante aunque esté en un percentil bajo.

Comparte esta entrada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ayúdanos a recaudar fondos para los proyectos de investigación de Stickler y censo en marcha

En Twitter