Bienvenidos

Web de la Asociación Española de Stickler

Inicio / #Auditivos / Terapia de habla y lenguaje

Terapia de habla y lenguaje

Para hablar correctamente debe haber un buen aislamiento entre la boca y el conducto nasal.

El movimiento del paladar blando en la parte de atrás de la boca, el velo del paladar, y el movimiento de las paredes de la garganta (faringe) hacen que este aislamiento sea más firme.

En los individuos con el Síndrome de Stickler este aislamiento puede ser pobre si tienen un paladar hendido.

Si este aislamiento no es bueno entonces un niño tendrá dificultad al hacer los sonidos correctos de las consonantes, tales como p, b, t, d, s y ch.  También puede haber un sonido nasal a la voz debido al aire que sale de la nariz. 

Un terapeuta del Habla y el Lenguaje, que ayudará a los niños a hablar lo mejor posible, debe chequear rutinariamente a los niños que tienen estos problemas.

La primera persona que verá cuando vaya a una Clínica o centro de cirugía maxilo-facial es un Terapeuta del Habla.

Cuando el niño tiene alrededor de entre 9 y 20 meses (dependiendo de muchos otros factores, a considerar por el cirujano) se hará una palatoplastia para reconstruir el paladar. Es muy importante que sea una reconstrucción, por capas de musculatura y mucosa, reconstruyendo los músculos elevadores del velo del paladar, pues de lo contrario, si se tratase de una simple unión de carne, el velo del paladar nunca vibraría correctamente.

Los padres deben saber que hasta que el paladar de un niño está completamente cerrado hay ciertos sonidos que el niño no podrá realizar. Incluso tiempo después, puede necesitar ejercicios logopédicos para mejorar la musculatura orofacial y con ello el habla.

En general, hacer juegos de soplar y succionar son muy recomendables para mejorar la deglución y el habla (succionar zumo por una cañita, soplar y hacer burbujas, etc..)

Si hay un sonido nasal en la voz del niño, el terapeuta puede usar un equipo especial de ordenador para controlar el paso del aire cuando el niño habla. Algunas veces se usa un magnetófono y / o un vídeo.

Una de las formas de examinar el paladar blando y el lado de las paredes de la garganta es usar radiografías en movimiento llamadas un video-fluoroscopia.

Otro método que también se usa es el llamado nasofaringoscopia. Éste consiste en anestesiando ligeramente, con un spray, un lado de la nariz.. El doctor entonces ligeramente coloca un telescopio de fibra óptica fino encima del paladar y observa y examina el paladar y las paredes laterales de la faringe (garganta) cuando se mueven al hablar. El terapeuta entonces diseñará un programa especial de actividades y ejercicios de sonido apropiados a la edad y desarrollo del niño.

Al niño se le verá otra vez, al menos una vez al año para que el terapeuta del habla determine el desarrollo del habla y del lenguaje del niño, hasta los cinco o seis años de edad. Se controlará cuidadosamente el habla y el lenguaje del niño hasta la edad de quince años. Estas valoraciones regulares se planearán para que coincidan con la cirugía primaria y secundaria, desarrollo del habla y cualquier futura ortodoncia o intervenciòn quirúgica.

Si hay un problema que no mejore con la terapia del habla sóla, puede que sea necesario la mejora del aíslamiento que está atrás en la garganta por medio de una operación. El cirujano tratará con el terapeuta del habla para asegurarse de que el / ella dispone de toda la información necesaria. Una vez que el Cirujano comprende la particularidad del problema él o ella puede entonces elegir hacerse una operación.

Comparte esta entrada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ayúdanos a recaudar fondos para los proyectos de investigación de Stickler y censo en marcha

Boletín Mensual de noticias
En Twitter
Please check your Twitter Application details, that you have specified the number of tweets to load, if you have ran out of API requests, or if your account is set to private